La creación de empleo en EE.UU en el mes de agosto se ha contraido en 4.000 puestos, cuando la previsión era que se crearan unos 130.000 puestos de trabajo, frente a los 92.000 del mes de julio. La tasa de desempleo se mantiene en el 4,6 por ciento, en línea con la previsión y con el dato del mes anterior. Se trata de la primera pérdida de empleo en 4 años.