El déficit presupuestario de Estados Unidos aumentó a un total estimado de 1,1 billones de dólares durante los nueve primeros meses del año fiscal 2009, dijo la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés). Un análisis de la oficina, que no tiene inclinación partidista, mostró el miércoles por la noche que los ingresos de junio totalizaron una suma estimada de 46.000 millones de dólares, un derrumbe del 18 por ciento desde el mismo período del 2008. Con junio, ya van 14 meses consecutivos en los que la recaudación es menor que la del mismo período del año previo.