Energías de Portugal (EDP) todavía está estudiando la posibilidad de sacar a bolsa el negocio de energías renovables, Neo Energía, pero no antes de 2008. Es al menos lo que publica "Jornal de Negocios", que cita al presidente de la eléctrica lusa, Antonio Mexía.
Esta decisión supone un cambio de planes, ya que el objetivo inicial de EDP era que el negocio de energías renovables cotizase en bolsa antes de 2008. En julio de 2006, después de presentar las líneas estratégicas de la empresa para el próximo trienio, Mexía anunció la intención de realizar una Oferta Pública de Venta (OPV) del negocio de las renovables. La justificación era que "necesitamos de liquidez y de atraer a pequeños promotores sin capacidad de inversión para este negocio, con el objetivo de mejorar la estructura financiera de la empresa", argumentaba, entonces el presidente de EDP. Sin embargo, la reciente adquisición de la empresa estadounidense Horizon ha aplazado el objetivo de que las renovables cotizasen en bolsa antes de 2008, según el rotativo. Iberdrola anunció esta semana que va a colocar en bolsa el 20 por ciento del capital social de Iberenova, en el último trimestre de 2007. Mexía ha reaccionado asegurando que "la dispersión en bolsa es un asunto que todavía está siendo considerado, pero que en todo caso nunca se producirá antes del próximo año". Además, el presidente de EDP ha indicado que en la agenda de la eléctrica también está el recorte de costes. La previsión para este año era reducirlos en 150 millones de euros, lo que según Mexía ya se ha cumplido el 72 por ciento de ese objetivo.