La adquisición por parte de Energías de Portugal (EDP), a través de su participada española Naturgás, de activos propiedad de la compañía gasista Gas Natural valorados en 330 millones de euros elevan la participación de la firma lusa en el mercado ibérico al 14%, desde el 11% actual. El presidente de EDP, Antonio Mexía, dijo hoy que la adquisición de los nuevos activos consolida su posición de segundo mayor operador del sector gasista en la Península, donde tendrá más de un millón de clientes. La firma compradora de los activos, Naturgas Energía, está controlada por EDP, que tiene más del 64% del capital, y participada por el Gobierno Autónomo Vasco en un 30%.