El gigante eléctrico francés EDF negó hoy haber mantenido contactos con los responsables de RWE en respuesta a los rumores de compra de la compañía alemana, que desencadenaron una fuerte subida de sus acciones en bolsa.
Los portavoces de Electricité de France (EDF) insistieron en que no tienen costumbre de comentar los rumores, al tiempo que desmintieron contactos entre sus representantes y los de RWE, así como con las autoridades alemanas. La eléctrica alemana, que en un principio había mantenido silencio, terminó asegurando que carecía de cualquier indicación sobre una eventual oferta de compra del grupo estatal francés. En el origen de todo estuvo la radio pública alemana SWR, que había dicho que EDF ha negociado con el Gobierno alemán un acuerdo para adquirir RWE, el segundo grupo energético alemán con una capitalización bursátil de 45.800 millones de euros (61.830 millones de dólares). Sin embargo, el Gobierno germano aseguró que esas informaciones de SWR no se sustentan en nada, que no habían tenido contactos con EDF. Por la mañana, las acciones de RWE, que cotizan en el índice DAX 30, subieron más del 5%, mientras las de EDF progresaban algo menos del 1%.