El debutante en el Ibex 35, Ebro Puleva ha cerrado su primera sesión en el selectivo con un descenso del 0,96%. La compañía alimentaria no ha podido soportar el precio de salida en 14,53 euros y ha cedido hasta los 14,39 euros. El valor terminó el 2009 con un repunte del 48% en el continuo.