Ebro Puleva destinó el pasado año un total de 12,6 millones de euros a la retribución de su consejo de administración y directivos, lo que supone duplicar los 5,9 millones de euros satisfechos en el ejercicio precedente, según la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El incremento de la retribución total es consecuencia del aumento de la retribución variable de los administradores, que se multiplicó por diez en 2009, hasta sumar 5,6 millones de euros, frente a los 569.000 percibidos por este concepto en 2008.