easyJet transportó un total de 3,49 millones de pasajeros el pasado mes de abril, lo que supone una caída del 7,6% con respecto al mismo mes de 2009, debido al impacto de la erupción del volcán islandés y a la nube de ceniza que obligó a la aerolínea a cancelar gran número de vuelos.

El número de afectados por las cancelaciones de easyJet en los seis días que duró el cierre del espacio aéreo europeo alcanzó los 750.000, de los cuales 200.000 quedaron varados debido a la interrupción de los vuelos por la nube de cenizas.