Las acciones de EADS lideran las alzas del mercado contínuo a las 11:00 horas, al ceder un 3,41 por ciento y colocarse en 22,07 euros. La compañía sufre en bolsa los efectos de un nuevo retraso, el del programa del avión europeo de transporte militar A400M -cuyo ensamblaje final se lleva a cabo en España- y que costará al grupo EADS entre 1.200 y 1.400 millones de euros. La compañía asegura, sin embargo, que esta estimación de costes se ha hecho con carácter provisional, cuando los cálculos "no están todavía finalizados".
EADS subraya que "ésta estimación es la mejor que se puede hacer en este momento del programa de desarrollo" y responde a los retrasos de seis meses en el plan general de entregas del A400M, según se había anunciado el pasado 17 de octubre. El grupo europeo, que precisa que de esos 1.200-1.400 millones de euros más de 1.000 millones corresponderán a su filial de aviones Airbus -encargada de este programa militar- no incluyen posibles evoluciones que pudieran surgir durante la fase de vuelos de prueba, de desarrollo de los motores o de los sistemas militares. El jueves presenta resultados EADS precisará el próximo jueves la corrección de sus previsiones de resultados para todo este año coincidiendo con la presentación de sus resultados trimestrales. El mes pasado, la compañía había avanzado que las primeras entregas de su avión de transporte militar se aplazarían seis meses, con lo que deberían materializarse en la primavera de 2010. No obstante, también puntualiza que había un riesgo de un retraso suplementario de otros seis mese. A400M El A400M es el programa industrial militar más importante que se ha desarrollado como resultado de la cooperación europea. Su firma se hizo sobre la base del encargo de 180 aparatos para siete países: Alemania 60 aviones, Francia 50, España 27, el Reino Unido 25, Turquía 10, Bélgica 7 y Luxemburgo 1. Posteriormente, dos países más han comprado el A400M, con lo que la cartera de pedidos en la actualidad incluye 192 aviones. EADS ya había incluido una provisión de 352 millones de euros por "imprevistos vinculados al A400M" en las cuentas de Airbus de 2006, que se publicaron el pasado mes de marzo.