EADS ha asegurado que sus pérdidas en el tercer trimestre se han visto incrementadas por los retrasos en la fabricación del avión de transporte militar A400M. El gigante aeronautico europeo que gestiona la marca Airbus ha registrado pérdidas de 776 millones de euros- 97 céntimos por acción- frente a los 189 millones de euros de pérdidas registrados en el mismo período del año precedente. Esta cifra mejora las prevsiones de los analistas que esperaban pérdidas de 1.220 millones de euros.