El consorcio europeo aeronáutico y de la defensa EADS aseguró hoy que es necesario renegociar el contrato firmado en 2003 con diferentes países para la venta del avión de transporte militar A400M, al tiempo que reafirmó su "compromiso" con el proyecto, que acumula, al menos, tres años de retraso. "El contrato firmado en 2003 no contiene las condiciones necesarias para un desarrollo exitoso del programa, en primer lugar por un calendario irreal y, en segundo, porque la naturaleza comercial del contrato no está adaptada a la realidad de un programa militar, que conlleva altos riesgos tecnológicos", indicó el grupo en un comunicado.