Dominion ha publicado esta mañana sus resultados correspondientes a los nueve primeros meses del año, un período en el que ha morado tanto su cifra de negocio, en torno a un 23% por encima sobre la publicada un año antes,  como su beneficio neto.   

En total, la cifra de negocio ajustada se ha situado en los 502.6 millones de euros, lo que supone un crecimiento orgánico en torno al 8% respecto a 2016, con lo que se mantiene por encima del objetivo estratégico de crecer orgánicamente al 7%, tal y como avanzaba la directora de relación con inversores de la compañía, Patricia Berjón Martín, a Estrategias de inversión.  (Lea: Global Dominion "Nos  vemos compradores, sin duda")

Estos crecimientos se reflejan en dos segmentos de actividad: Soluciones, ha crecido un 25%  mientras que Servicios ha crecido cerca de un 22%.  Además, la distribución de facturación por geografías y campos de actividad está muy en línea en los últimos períodos. Del mismo modo, la compañía ha comunicado un nivel de cartera superior a los 495 millones de euros.

En cuanto a la evolución de los distintos negocios, la compañía cerró la compra de Phone House el pasado 29 de septiembre, tal y como estaba previsto. Desde entonces, ha inicado un proceso de integración y definición en detalle los dos principales vectores de crecimiento de esta actividad: el desarrollo del proyecto Smart House y la internacionalización del modelo de Latinoamérica. Tal y como expone Berjón “trabajamos en la mejora de rentabilidad tanto de las nuevas compañías adquiridas como de los negocios pre-existentes. Aunque en este año estamos haciendo especial hincapié en integrar las compañías adquiridas en 2016, que venían con márgenes bajos para los estándares de Global Dominion. Nuestra forma de hacerlos mejorar es principalmente a través de la reestructuración y la digitalización. La digitalización, concretamente, es fundamental en este sentido. Consiste en aplicar la tecnología que tenemos disponible de forma innovadora, haciendo las cosas de forma diferente. Es la clave para hacer eficientes los procesos; y por tanto rentables”.

El negocio de Servicios Comerciales, bajo el que se integra esta nueva actividad, presenta un comportamiento muy sólido y positivo con buenas perspectivas a futuro. En el área de Servicios Multitécnicos, hereada de la antigua Abantia, destacan la plena implantación de sus plataformas digitales de gestión y la incorporación a la actividad del mantenimiento de dos centrales de Iberdrola.  El resto de actividades, como soluciones tecnológicas o el campo industrial, continúan su buena dinámica a un ritmo constante.

Son, por tanto, nueve meses con una tendencia positiva y que, ahora que cada vez está más cerca el cierre del año, permiten a la compañía visualizar el cumplimiento de sus objetivos estratégicos y de los compromisos adquiridos por el mercado.  Objetivos en los que estiman alcanzar unos ingresos de 1.000 millones en cinco años.

Esto podría suponer un revulsivo adicional para la cotización de la acción en bolsa que ya acumula subidas de más del 30% en lo que llevamos de año.

Lea la entrevista al completa con Patricia Berjón Martín, responsable de relación con inversores de Global Dominion