Las principales bolsas europeas abren la sesión con tendencia mixta, dejando a un lado la prórroga que la UE ha concedido a Reino Unido para el brexit.  El euro avanza frente al dólar, mientras el petróleo Brent baja todavía por encima de los 71 dólares.

Las bolsas europeas no celebran la prórroga del brexit

Apertura mixta en el Viejo Continente, en la que Fráncfort avanza un 0,05% y París, un 0,42%; mientras que Londres cede un 0,20% y Milán, un 0,07%. El Euro Stoxx 50 avanza un 0,13%. Así reaccionan las principales plazas bursátiles a que ayer la UE acordase ofrecer a Reino Unido una extensión del artículo 50 hasta el 31 de octubre.

Según el diario británico Telegraph, los líderes europeos revisarán la situación en junio, aunque no está claro si la fecha de octubre está condicionada a la revisión de junio.  La extensión está condicionada a la participación de Reino Unido en las elecciones europeas del 23 de mayo, y en caso de no participar en las mismas, la salida (brexit) se produciría el 1 de junio. En una rueda de prensa posterior, May indicó que Reino Unido aún podría irse antes del 22 de mayo (y evitar participar en las elecciones europeas) si su acuerdo se ratifica.

La primera ministra volverá al Parlamento británico hoy jueves para realizar un comunicado sobre los eventos de ayer miércoles.

La renta variable europea también digiere la reunión de ayer del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), que mantuvo sin cambios los principales parámetros de su política monetaria. De esta forma, el BCE dejó su tasa de financiación a corto plazo en el 0,0%; la tasa de depósito en el -0,4% y la marginal de crédito en el 0,25%.

Además, en su comunicado el BCE dijo que tiene intención de mantener las tasas de interés a los niveles actuales al menos hasta el final de este año. Igualmente, reiteró que seguirá reinvirtiendo en su totalidad los vencimientos de la deuda que mantiene en balance por un "período extendido" más allá de cuando comience a elevar las tasas de interés.

Posteriormente, y en rueda de prensa, el presidente del BCE, el italiano Mario Draghi reconoció que la institución está dispuesta a ajustar todos sus instrumentos si es necesario, y que se estudiará si es necesario mitigar los efectos de la persistencia de las tasas negativas de interés, concretamente en los bancos.

En relación al escenario económico al que se enfrenta la región, Draghi reconoció que los últimos datos macro apuntan a un menor crecimiento. Además, dijo que la inflación probablemente se reducirá en los próximos meses.

Las bolsas europeas también cotizan hoy las actas de la reunión de marzo del Comité Abierto de Mercado de la Reserva Federal (FOMC), que ayer mostraron que la mayoría de los participantes sienten que las perspectivas económicas están aseguradas con el mantenimiento de los tipos sin cambios en el resto de 2019, y que los miembros continuarán basando sus decisiones en los datos económicos que se publiquen y en los riesgos para las perspectivas.

No obstante, las actas añadieron que varios de los miembros con derecho a voto indicaron que su voto podría cambiar en cualquier dirección según los acontecimientos, y que un crecimiento más fuerte podría sentar las bases para un modesto incremento de tipos a finales de este año.

Por otro lado, en una entrevista con la cadena CNBC, el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin indicó que EEUU y China continúan haciendo progresos en sus negociaciones comerciales, señalando que ambas partes están casi de acuerdo en el mecanismo de cumplimiento del acuerdo, y que ambos países establecerán oficinas de cumplimiento que se harán cargo de los asuntos que surjan.

En la apertura de la sesión de hoy, el euro cede frente al dólar y se intercambia a 1,128 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el Brent de referencia en Europa cede un 0,52%, hasta los 71,36 dólares por barril, al tiempo que el West Texas pierde un 0,60%, hasta los 64,22 dólares.