Las solicitudes semanales de hipoteca cayeron un 6,3% en EEUU, frente al aumento del 2,8% registrado la semana anterior.