La Seda de Barcelona ha aceptado la dimisión de su vicepresidente y presidente en funciones Joan Castell. La firma catalana ha nombrado presidente a José Luis Morlanes Galindo, mientras que Carlos Gila Lorenzo será el nuevo vicepresidente en representación de Inverland Dulce. 
La Seda de Barcelona ha aceptado la dimisión del actual presidente en funciones, Joan Castells, así como del consejero designado por la sociedad Jupiter SGPS SA, que controla casi un 11% de la química.

Castells, que hasta ahora era también vicepresidente, asumió la presidencia de forma temporal tras la destitución del anterior presidente, Rafael Español, a principios de junio.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, La Seda comunica que José Luis Morlanes, consejero de la firma, asumirá la presidencia del consejo de administración de la química catalana, después de que Joan Castells, presidente en funciones, haya presentado su renuncia tras relevar a Rafael Español, que dimitió a petición de consejeros descontentos. Castells, presidente de Fiatc, también dejará de ser vicepresidente primero, puesto que ocupará ahora Carlos Gila Lorenzo (Imatosgil).

Fuentes próximas a la empresa informaron que esta "recomposición" del consejo de administración se ha decidido hoy en una reunión del consejo.

La Seda celebrará consejo de administración para aprobar las cuentas de 2008 el próximo 25 de junio, donde está previsto poner sobre la mesa un plan de reestructuración para asegurar el futuro de la química.

Las acciones de La Seda permanecen suspendidas desde el pasado 5 de junio, cuando la compañía química dio a conocer la reformulación de sus resultados de 2008.