El consejero delegado de Eiffage, Benoit Hetz, ha presentado su dimisión por motivos personales. Jean-Francois Roverato, presidente de la constructora francesa controlada en un 33% por Sacyr, asumirá sus funciones mientras que el consejo de administración de la compañía busca a un sustituto.