Las acciones de la cadena de supermercados destacan entre las escasas subidas de este martes. Sus avances le llevan a romper una importante resistencia que le lleva a marcar máximos históricos.

Día es uno de los valores que más alabanzas acumulan de todo el selectivo gracias a su carácter defensivo, pero también a su histórico, breve, pero alcista. Salió a cotizar a principios de julio del 2011 y cuán diferente ha sido su evolución en el Ibex 35 con respecto a otros valores que debutaron por entonces (Bankia y Banca Cívica). Desde entonces se ha revalorizado cerca de un 40% y, en lo que va de año ha subido un 24,34%. Hoy se coloca la medalla de plata con una subida del 1,32% hasta los 4,45 euros, pero hace podio con la ruptura de su resistencia en 4,40 euros. Técnicamente, desde Renta 4, indican que “desde los mínimos de junio viene desarrollando una serie de correcciones medias, las cuales se mantienen. Desde finales de agosto el precio mantiene soporte en niveles de 4,1, y el paso de la media móvil que guía estas correcciones potencia actualmente el mismo”.

COTIZACIÓN DÍA:


Este hecho le vale hoy varias mejoras de recomendación. Por un lado, desde el propio Renta 4 consideran que es una buena oportunidad de compra a largo plazo, mientras que en Morgan Stanley abogan por sobreponderar el valor hasta los 4,65 euros de precio objetivo. En MS toman esta decisión basándose en la mejora de expectativas de cara a los resultados del tercer trimestre que Día publicará el 29 de octubre. Además, esperan más señales de fortaleza en las operaciones en Portugal y España con un incremento en la cuota de mercado en 35 pbs en el último trimestre. Además, en las operaciones internacionales, esperan que la fortaleza en Latinoamérica compense los pobres resultados en Turquía mientras que en Francia esperamos que consigan mantener cierta disciplina en materia de costes.

No obstante, si nos fijamos, el recorrido que le ve Morgan Stanley a Día hasta los 4,65 euros sólo implicaría una revalorización del 4,45% desde precios actuales. Además, el consenso del mercado recogido por FactSet fija el precio objetivo en 4,50 euros, sólo un 1% por encima de la cotización de hoy.

Si es un inversor arriesgado y rascar la limitada rentabilidad que los expertos le ven “podría intentar incorporarse y mantener posiciones mientras el movimiento alcista de más corto plazo -representado en rojo- se mantenga, pero implicaría ser agresivos y la probabilidad de que nos saltaran el stop sería mayor”, dice Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse.




Si es un inversor más conservador, Fernando Hernández, director de gestión de Inversis Banco, aconseja “esperar a que retroceda a 4 euros para comprar”.