La operadora de telecomunicaciones ha comunicado que su beneficio del segundo trimestre retrocedió un 35% debido a la pérdida de clientes en alemania, a la fortaleza del euro y a los mayores costes. Su resultado cayó hasta los 394 millones de euros. La cifra está muy por debajo de lo esperado por el mercado (748 millones de euros). Sus ventas cedieron un 3% hasta los 15.130 millones de euros, en línea con lo esperado.