Deutsche Telekom tiene previsto mantener conversaciones exclusivas esta semana con Orange que podrían resultar en el canje de Ya.com por la división holandesa de telefonía móvil de la filial de France Telecom. La operadora gala ha confirmado su interés por Ya.com.
Durante las últimas semanas la lista de candidatos a hacerse con la filial española de banda ancha de Deutsche Telekom se ha ido reduciendo hasta posicionar a Vodafone como favorito. Sin embargo, en las últimas horas la puja por la empresa podría dar un giro de 180 grados, en caso de que la compañía que preside René Oberman decida apostar por su entrada en el mercado holandés de la telefonía móvil. A principios de marzo, el consejero delegado de Deutsche Telekom anunció la venta de algunas de sus divisiones, como Ya.com, por considerarlas "no estratégicas". Después de barajarse en el mercado los nombres de posibles compradores, como Vodafone, Orange, Jazztel u ONO, a los que la compañía alemana remitió un cuaderno con información genérica de su filial española, para que éstas pudieran presentar sus ofertas no vinculantes. Una vez estudiadas, Deutsche Telekom escogió las candidatas a pasar a la segunda ronda, momento en que se inició el proceso de 'due dilligence'. Sin embargo, la lista de candidatos se ha ido reduciendo progresivamente. ONO fue la primera en desvincularse de la puja, durante la presentación de sus resultados anuales a mediados de marzo. Por su parte, un portavoz de Jazztel afirmó recientemente que, no solo la operadora no se había retirado de la puja, sino que no había recibido noticias por parte de la compañía alemana. Desde que Deutsche Telekom comprara Ya.com a Jazztel en el año 2000, la compañía se ha posicionado como la cuarta compañía de acceso a Internet de España, por detrás de Telefónica, Orange y ONO, con más de 400.000 clientes y una plantilla que supera los 500 empleados. Los trabajadores de Ya.com han reaccionado con preocupación y descontento ante el posible desenlace de la operación, por la incertidumbre sobre sus puestos. Otra de las dudas que se plantean en este momento es el futuro de los clientes, que tendrán que migrar de la red de Ya.com a la de Orange