Las acciones de Deutsche Boerse suben más del 5 por ciento el martes tras conocerse que los fondos de alto riesgo TCI y Atticus han puesto fin al pacto que tenían para sus participaciones en el gestor de bolsas, que según observadores del sector tenía la intención de forzar un desmembramiento del grupo. La decisión es considerada como una señal de que los en otro tiempo poderosos "hedge funds" --que presionaron para que el grupo pagase dividendos extraordinarios y expulsaron a la antigua dirección-- han reducido sus participaciones. La crisis financiera ha añadido presión a estos fondos para devolver efectivo a unos preocupados inversores. El británico Children's Investment Fund (TCI) y el estadounidense Capital liquidaron su pacto para actuar en concertación sin dar motivos al respecto.