Las noticias y rumores de fusión entre ambas entidades es algo que lleva coleando tiempo en los mercados. Sin embargo, tras el comunicado oficial de inicio de negociaciones de este domingo por parte de Deutsche Bank y Commerzbank, el nacimiento de un nuevo gigante bancario europeo está más cerca.

 

Gráfico de evolución de acciones de Deutsche Bank y Commerze Bank

La atención en el Viejo Continente se centra en elDeutsche Bank y el Commerzbank, después de que ayer los dos mayores bancos comerciales de Alemania comunicasen oficialmente el inicio de negociaciones para su fusión, que de materializarse supondría la aparición de un nuevo coloso en el sector.

Se trata de evaluar una "opción estratégica", apunta en un escueto comunicado desde su página web Deutsche Bank, el primer banco privado de Alemania, que deja abierto que llegue a materializarse y que "no hay garantías de que la transacción" se consume.

Los medios alemanes informan asimismo de forma coincidente de que la operación está siendo impulsada desde el Gobierno y de que el ministro de Finanzas, el socialdemócrata Olaf Scholz, habría estado presionando en esa dirección.

Los analistas de Link Securities consideran que la fusión entre el Deutsche Bank y el CommerzBank “tendrá un impacto positivo en el sector bancario europeo en bolsa, al menos de forma puntual, con los inversores más cortoplacistas posicionándose en el mismo de cara a nuevas potenciales operaciones de concentración, incluso de corte trasnacional”.

Los mismos expertos apuntan que “este tipo de operaciones se terminarán realizando con objeto de mejorar la eficiencia operativa de las entidades en un momento en el que todas ellas se enfrentan a un escenario de tipos de interés muy bajos lo que unido a la debilidad del crecimiento económico en la región penaliza sus márgenes y sus rentabilidades, siendo la reducción de costes operativos una de las pocas opciones que tiene el sector para mejorar sus cuentas”.

Este ha sido el primer reconocimiento oficial por parte de alguna de estas entidades y, según adelanta al medio local “Der Spiegel”, está previsto que el próximo jueves representantes de ambas compañías se vean las caras para seguir profundizando en las conversaciones y analizando la viabilidad de la operación.

Deutsche Bank y Commerzbank tendrían un balance conjunto cercano a los 2 billones de euros

Como recuerda desde IG Aitor Méndez, de consumarse la fusión de los dos bancos más grandes de Alemania, la sociedad resultante sería la tercera mayor entidad financiera de Europa por volumen de activos, solo superada por la británica HSBC y la francesa BNP Paribas, con un balance cercano a los dos billones de euros, depósitos por valor próximo a los 840.000 millones y unos 140.000 empleados.

El propio Gobierno alemán, con una participación de en torno a un 15% en el Commerzbank desde que la entidad fuera rescatada con fondos públicos en 2008, sería partidario también de este movimiento, atemorizada ante las crecientes dificultades que afronta en la actualidad el sector en un entorno de bajos tipos de interés.

Sin embargo, también hay temores. Según ha recopilado Méndez, algunas voces apuntan ya a que si ambas entidades se fusionan el resultado podría ser potencialmente más peligroso para la economía germana y europea al convertirse en una entidad demasiado grande como para dejarla caer en caso de que afrontase problemas de viabilidad (‘too big to fail’), al tiempo que sería demasiado grande como para ser rescatada, dada la cuantía que sería necesaria para acometer una operación de tal magnitud (‘too big to bail’).

El pasado lunes, cuando los rumores sobre el acercamiento entre ambas compañías comenzaron a cobrar fuerza, los títulos de Commerzbank pusieron fin a la sesión con una subida del 7,5%, hasta los 7,104 euros por acción. Con el nuevo impulso de hoy, su cotización supera ya los 7,50 euros, algo que no sucedía desde el pasado 4 de diciembre.

Por su parte, Deutsche Bank comenzó la pasada semana con un rebote del 4,96%, hasta los 8,06 euros por acción, una cifra similar en torno a la cual comienza la presente semana. De igual modo, las acciones de DWS Group, su filial de gestión de activos, se disparan hoy prácticamente un 10% al saberse que su compatriota Allianz podría estar interesada en ella. Las acciones de DWS Group rebotan casi un 10% por el interés de Allianz.

En la apertura de la sesión en Europa, el Deutsche Bank subía un 2,93%, mientras que el Commerzbank repuntaba  un 4,45%.