Deutsche Bank incrementó su beneficio antes de impuestos del segundo trimestre a 2.699 millones de euros desde los 2.042 millones de hace un año, superando la previsión del mercado de 2.487 millones, por el aumento de ingresos de operaciones financieras y el crecimiento de todas las divisiones.El beneficio después minoritarios subió a 1.778 millones de euros frente a los 1.352 millones en el segundo trimestre de 2006, también por encima de las expectativas de los analistas.