Deutsche Bank (DB) recomienda a los inversores esperar hasta finales de 2007 o principios de 2008 para comprar o vender acciones de Campofrío, a la espera de ver los retornos obtenidos por la compañía de sus negocios en Rusia, tras dos años de pérdidas. El informe de situación realizado por los analistas de la entidad bancaria señala no obstante que Campofrío es una buena opción de compra, ya que su precio de adquisición, 11,73 euros por acción, a las doce horas de hoy, está un 7,5% por debajo de su precio objetivo estimado por DB en 12,60 euros. Destaca que la bajada del precio del porcino podría lleva a Campofrío a cerrar el 2007 con beneficios en sus negocios rusos, tras dos años de pérdidas y que a partir de 2008 podría despegar si prospera su plan de autoabastecimiento de materia prima con las nuevas granjas, que reducirán su volatilidad.