El banco alemán Deutsche Bank considera que la crisis de las hipotecas de alto riesgo estadounidenses "subprime" no ha finalizado por lo que ralentizará el crecimiento económico global en 2008. El responsable global de Renta fija de Deutsche Bank ha dicho que "existen riesgos para la expansión económica" de EEUU pese a que prevé que el crecimiento sea constante el próximo año. Deutsche Bank considera que "los riesgos inflacionistas son limitados en Europa" ya que el crecimiento del bajo coste salarial es satisfactorio y la evolución del euro "contribuye a contrarrestar el descomunal incremento de los precios del petróleo".