El último informe Iberian Navigator de Deutsche Bank, en el que analiza la situación del mercado de la vivienda en España, prevé un ajuste inevitable en el sector, con bajadas de precios nominales de entre el 2% y el 8% a partir de 2008, tras ligeras subidas en torno al IPC en el presente ejercicio. El análisis de Deutsche Bank, que comienza bajo el sugerente título de El mercado español de la vivienda: living la vida loca, pronostica una gradual corrección de los precios no antes de 2008 con bajadas nominales de entre el 2% y 8% seguidas por 4 ó 5 años en las que los precios subirán entre un 0% y el IPC, lo que para Deutsche Bank supondría un ajuste total del 20% al 25% en términos reales. Además, la entidad alemana vaticina un brusco aterrizaje en la construcción de viviendas, cuyo ritmo actual califica de insostenible, y que caería a un rango de entre 450.000 y 600.000 unidades en dos o tres años.