El alemán Deutsche Bank tendrá que aumentar su capital por miles de millones de euros para pagar el costoso conjunto de requerimientos regulatorios de capital y varias posibles adquisiciones, señalan los analistas. Deutsche Bank, que ha sobrevivido mejor a la crisis financiera que algunos de sus competidores internacionales y que no ha aceptado ayuda gubernamental, ha reiterado en varias ocasiones que está bien capitalizado. Pero el mensaje del banco sobre sus necesidades de capital no ha sido completamente tajante. La pasada semana, el director financiero Stefan Krause dijo a los analistas en Londres que el banco estaba "bien capitalizado y razonablemente capitalizado para el futuro", y que era capaz de aumentar su capital gracias a los ingresos recientes. Más tarde añadió que Deutsche Bank probablemente ampliaría capital cuando haga adquisiciones.