Aunque el sector bancario seguirá afrontando "importantes retos" este año, Deutsche Bank AG (DB) confía en estar "correctamente situado para capear estas complicadas condiciones", indicó el martes el mayor banco alemán por capitalización bursátil en su informe anual. El banco no cree necesario ampliar capital por vías externas, y las necesidades de financiación de 2009 son inferiores a las de 2007 ó 2008, indicó Josef Ackermann, consejero delegado del grupo, en una carta a los accionistas.