Deutsche Bank está buscando vender hasta 20.000 millones de dólares en deuda relacionada con compras apalancadas a un grupo de inversores que incluye a firmas de capital riesgo. Según publica The Wall Street Journal, Deutsche Bank seguiría así los pasos de Citigroup a la hora de intentar quitarse de encima buena parte de la deuda que está atascando su hoja de balance e impidiéndole conceder nuevos préstamos. Los bancos estadounidenses y europeos se vieron obligados a cargar con cientos de miles de millones de dólares de deuda de alto riesgo cuando estalló la crisis crediticia, que redujo la demanda de los inversores para este tipo de producto. Pero a diferencia de Citigroup, que busca compradores para su paquete de bonos y créditos valorado en 12.000 millones de dólares, Deutsche Bank está vendiendo su deuda en paquetes, señalan personas cercanas a la situación.