Deutsche Telekom AG tuvo un beneficio neto de 459 millones de euros en el primer trimestre, menos de la mitad del resultado conseguido un año antes (1.090 millones) después de que la compañía perdiese clientes de telefonía fija y registrase un descenso en los ingresos por telefonía móvil en Alemania.
Los analistas consultados por Thomson Financial News esperaban un beneficio neto de 732,1 millones. Por su parte las ventas del grupo ascendieron a 15.453 millones de euros, frente a los 14.842 millones anteriores y a la previsión de los analistas de 14.880 millones. Deutsche Telekom lleva bastante tiempo luchando contra sus rivales en su principal mercado en un entorno de caída de tarifas en el móvil y sangría de clientes en el fijo. Entre enero y marzo, Telekom perdió 588.000 clientes de telefonía fija frente a los 2,3 millones que en total cambiaron de operador.