La menor demanda de servicios de cirugía estética por la crisis económica llevó a Corporación Dermoestética a registrar unas pérdidas de explotación EBITDA hasta junio de 3,686 millones de euros frente al quebranto de 1,35 millones registrado en la primera mitad de 2008.