El grupo estadounidense Delphi, antigua filial de General Motors que fue durante años el primer fabricante mundial de componentes para automóviles, alcanzó hoy un acuerdo con el fondo Platinum que le permitirá salir en breve de la suspensión de pagos en que se encuentra desde octubre de 2005, anunció hoy la compañía. El acuerdo contempla la cesión de los activos de Delphi, una vez completado su programa de reestructuración, a la sociedad Parnassus Holdings, filial de Platinum, que como contrapartida realizará un desembolso de 3.600 millones de dólares (unos 2.550 millones de euros).