El antiguo presidente de la Comisión Europea, el francés Jacques Delors, ha advertido contra la descomposición de la unión monetaria y de que algunos países se vean obligados a abandonar la moneda única. "Puedo imaginar que aumente la presión de los fuertes sobre los débiles para que hagan una mejor política o abandonen la unión monetaria", afirma Delors en declaraciones en la edición de abril de la revista económica "Capital". Agrega que "si no se acepta la idea básica de que son necesarios más acuerdos, veo con pesimismo el futuro del euro", y subraya que sobre todo Alemania debe aceptar una mayor cooperación. Asimismo, critica con dureza la actual gestión de la crisis mundial que se está haciendo desde la Unión Europea y declara que ésta está poniendo "en peligro su herencia".