Dell, el tercer mayor fabricante de ordenadores personales del mundo, ha demandado a Sharp, Hitachi, Toshiba y otras dos compañías por supuestamente fijar los precios de las pantallas de LCD. Dell interpuso la demanda en un tribunal de distrito en San Francisco el viernes contra las cinco empresas, que también incluyen a la japonesa Seiko Epson y a la taiwanesa HannStar, dijo el lunes un portavoz de la unidad de Dell en Japón. Dell no ha decidido la compensación que buscará con la demanda, dijo el portavoz.