El fabricante informático estadounidense Dell advirtió hoy de un "modesto descenso" en sus márgenes de segundo trimestre fiscal, que finaliza el 31 de julio, debido a un mayor coste de los componentes, un entorno de precios competitivos y una evolución desfavorable de la demanda corporativa.   No obstante, el grupo destacó que la demanda de sus productos parece haberse estabilizado, por lo que prevé registrar un ligero incremento secuencial de las ventas.