El déficit de la balanza de pagos de Francia se situó en 2.800 millones de euros el pasado enero, 1.500 millones más que en diciembre, según los datos comunicados hoy por el Banco de Francia. Esa diferencia se explica por los intercambios de bienes con el exterior, que presentaron en enero un déficit de 5.100 millones de euros, frente a los 3.100 millones del mes precedente, precisó el Banco de Francia en un comunicado. Por su parte, el excedente de los ingresos aumentó a 3.200 millones, comparados con los 2.800 millones de diciembre. El saldo de las transferencias corrientes se mantuvo sin cambios, con un resultado de 2.000 millones de euros negativos. Entre enero de 2008 y el mismo mes de este año, la cuenta de las transacciones corrientes de Francia presentaba un agujero de 39.300 millones de euros, un centenar de millones más que lo constatado durante el ejercicio de 2008.