La balanza por cuenta corriente -que refleja los pagos e ingresos por intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias- de la UE acumuló un déficit en el cuarto trimestre de 2008 de 21.000 millones de euros, el 47,9% más que en el mismo periodo del año anterior. Según los primeros cálculos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, este saldo negativo de los últimos tres meses del año equivale al 0,7% del PIB de los Veintisiete. Las cifras difundidas hoy muestran una mejora con respecto al trimestre anterior, en el que el déficit fue de 60.800 millones de euros (un 2% del PIB de la UE). La balanza de servicios, el capítulo más importante de la balanza de pagos, tuvo, por su parte, un superávit de 23.000 millones de euros entre octubre y diciembre, lo que supone un aumento del 16,7% en relación al mismo trimestre de 2007.