Este domingo se celebran las elecciones presidenciales en Rusia con un claro favorito en todas las encuestas: Vladimir Putin. El presidente ruso busca su reelección hasta 2024, lo que le llevaría a estar en el poder de manera ininterrumpida durante 25 años. Putin accedió a la presidencia en agosto de 1999 como sucesor interino de Borís Yeltsin y ha sido durante este período de tiempo también primer ministro.

Putin goza de gran popularidad entre la sociedad rusa tras los atentados del pasado año en el metro de San Petersburgo y en un supermercado en la misma ciudad en diciembre. Su política antiterrorista ha sido bien acogida y su discurso nacionalista frente al resto de naciones es algo que le ha granjeado el apoyo de los electores, según señalan los analistas políticos del país y los sondeos de opinión del centro Levada.

Entre sus opositores destacan Pavel Grudinin, el candidato que apoya el Partido Comunista de la Federación Rusia, segunda formación en la Duma tras la Rusia Unida de Putin, o el controvertido Vladímir Zhirinovski, del Partido Liberal Democrático. Otras formaciones en liza son la nacionalista Unión Panpopular, el partido liberal Yábloko, el conservador Partiya Rosta, Iniciativa Cívica o Comunistas de Rusia, todos ellos sin opciones de alterar el Gobierno actual del país europeo.

A nivel bursátil, el índice principal ruso es el RTSI en el que cotizan 50 compañías rusas, entre las que destacan compañías dedicadas al petróleo, al gas y a la minería. En lo que va de año el RTSI consigue una rentabilidad del 11,36% en rublos, mientras que en euros el retorno es del 10,21%. El euro frente al rublo se aprecia un 2,18%, mientras que en los últimos doce meses el incremento llega al 13,5%.

“La bolsa de Rusia no refleja la economía del país, porque está muy expuesta a las materias primas, al petróleo, gas… Si lo que buscamos es una recuperación de las materias primas sí, Rusia claramente saldrá fortalecida como Brasil. Si lo que buscamos es una recuperación de las economías emergentes, Rusia y Brasil podrán subir o no, pero ese no es el motivo. En nuestro fondo BMO Emerging Markets Growth & Income tenemos muy poco en Brasil y en Rusia hemos aumentado el peso, pero porque hemos comprado acciones de una cadena de supermercados, Magnit, que sí refleja este aumento del consumo de los países emergentes”, explica Luis Martín, director de ventas para España y Portugal de Bank of Montreal (BMO).

 

 

Pese a la afirmación de Martín, sí hay fondos que consiguen rentabilidades importantes con exposición a la renta variable rusa. Es el caso del vehículo de la gestora suiza Pictet AM, Pictet Russian Equities, que consigue una rentabilidad en euros del 9,7% en el año y del 17,15% en los últimos tres años, según recoge Morningstar. El fondo sobrepondera el sector energético con un exposición del 32,45%, seguido de los bancos y las entidades financieras con el 20,6% y materias primas cerca de un 19%.

El vehículo gestionado por Hugo Bain y Christopher Bannon tiene como principal posición el banco Sberbank of Russia, la mayor entidad de Europa del este, con un peso ponderado en la cartera del 9,12%, seguido de la petrolera Lukoil con un peso del 7,9%, el banco Tinkoff con el 7,35% y la gasística Gazprom con el 7%. La volatilidad media del fondo en los últimos tres años es del 21,3%, mientras que se conforma con una rentabilidad anualizada a cinco años del 3,47%.

La gestora francesa BNP Paribas con su Parvest Equity Russia Opportunities, cubierto en euros, consigue una rentabilidad anualizada a tres años del 14,44%, mientras que en los últimos doce meses se apunta un retorno del 10,5%. Registrado en España como el producto de Pictet, el fondo tiene su mayor exposición a las acciones de Lukoil, seguido del Sberbank, la líder mundial en la extracción de diamantes Alrosa, la eléctrica Inter Rao y la petrolera Surgutneftegas.

Un 14,37% de rentabilidad en los últimos tres años también consigue el fondo East Capital Russia Euro y un 10,8% en los últimos doce meses. El vehículo de la gestora sueca también está registrado en España y como los otros fondos sobrepondera a Lukoil y a Sberbank. Amundi también tiene un fondo como el Russian Equity con una retorno anualizado en los últimos tres años del 14%, una rentabilidad similar que también se apunta el HSBC Global Investment Funds Russia Equity Euro.

Aberdeen es otra de las gestoras que ha puesto un pie en el mercado ruso a través de su fondo Russian Equity Euro del 11,59% en los tres últimos años y una volatilidad bajo la media del 18,7%, según recoge Mornigstar. Entre sus apuestas figuran Sberbank, la gasística Novatek, Lukoil, los supermercados Magnit y los hipermercados Lenta. La gestora escocesa sobrepondera a las entidades financieras con un 22% de peso en la cartera, el 18% es para empresas vinculadas a la energía, el consumo ocupa un 16% de las inversiones realizadas y un 15% para tecnológicas.

En los últimos diez años el mejor fondo por rentabilidad es el Parvest de BNP, con una volatilidad del 17,5%, que cuenta con las cinco estrellas de Morningstar. Una distinción que sólo da la firma de análisis de fondos de inversión y planes de pensiones a los mejores productos de su categoría por rentabilidad y riesgo, además de contar con una antigüedad de más de tres años. Mientras que en lo que va de año el fondo que más destaca por su retorno es el vehículo de Pictet, con una revalorización del 9,7%.