La vicepresidenta primera del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, vio hoy en los datos del paro relativos al pasado mes de enero una "señal evidente de desaceleración que nos permite afrontar el futuro con realismo y con prudente confianza". Fernández de la Vega acudió a Logroño para presentar los objetivos de la presidencia española de la Unión Europea en un acto en la Delegación del Gobierno que contó con la participación de representantes de instituciones, agentes sociales y de la sociedad civil de La Rioja.