La ampliación de capital por 3.000 millones de euros prevista por Danone permitirá al grupo de alimentación esperar a que mejoren las maltrechas valoraciones del mercado antes de poner a la venta alguno de sus activos, dijo el martes el director financiero, Pierre-Andre Terisse.
Durante una teleconferencia con analistas, Terisse dijo que la estructura financiera del grupo francés no es óptima, dado el actual escenario de debilidad económica. Por ese motivo, Danone ha decidido ampliar su capital en 3.000 millones, señaló.

No obstante, Terisse reconoció que la estructura de deuda de Danone es sólida y está bien equilibrada.

Por su parte, el director operativo de Danone, Emmanuel Faber, dijo que la compañía podría aumentar su participación en algunas de sus filiales, aunque no tiene previsto embarcarse en grandes operaciones corporativas en las próximas semanas o meses.

En cuanto al futuro de la división española, comentó que no hay indicaciones de que vaya a ejercerse la opción de venta de la familia Carasso, accionista principal de la filial, tras la muerte del presidente Daniel Carasso.