Danone SA no está interesado en invertir en Parmalat o Granolaro en Italia, aunque estudiará pequeños acuerdos una vez que complete su ampliación de capital para reducir su deuda a alrededor de 8.000 millones de euros, según publica el domingo el diario Le Figaro en su página web, citando una entrevista con Emmanuel Faber, consejero delegado adjunto del grupo. Danone está llevando a cabo una ampliación de capital por 3.000 millones de euros.  Faber dijo que las eventuales compras de la compañía se centrarán en oportunidades de expansión para sus negocios principales de lácteos, nutrición médica e infantil y agua.