El presidente de Société Generalé, Daniel Bouton, seguirá siendo presidente de la entidad francesa, pero abandonará el puesto de director general tras la decisión del consejo de administración de separar ambos cargos, que hasta ahora eran ejercidos por una sola persona. Esta disociación de cargos había sido propuesta por el propio Bouton al consejo y será aprobada durante su próxima junta, el 12 de mayo. El nuevo director general del grupo será Frédéric Oudéa, y el consejo ha propuesto como directores generales delegados a Philippe Citerne y Didier Alix.