El fabricante automovilístico alemán Daimler informó hoy de que este año se propone ahorrar en gastos de personal 2.000 millones de euros. El jefe de personal de Daimler, Günther Fleig, explicó que para alcanzar ese objetivo se reducirá hasta cinco horas la jornada laboral de 73.000 trabajadores y se aplazará la subida salarial del 2,1 por ciento prevista para el mes de mayo. También se reducirán pagas extras y remuneraciones especiales. Fleig declaró que las medidas incluidas en el paquete de ahorro previsto por Daimler para hacer frente a la crisis por la que atraviesa el sector del automóvil afectarán a unos 141.000 trabajadores del consorcio. "No hablamos de un programa de reducción de empleo o de despidos" dijo Fleig, aunque sin descartar esas medidas, más drásticas, en el caso de que la crisis persista