Daimler AG informó el miércoles que prevé registrar una pérdida significativa en el primer trimestre y que inició programas de eficiencia y recorte de costos en todas sus divisiones en respuesta al declive en los mercados automotrices de todo el mundo. La automotriz alemana agregó que no espera que la recesión se atenúe antes de la segunda mitad del año. "Daimler intenta manejar esta crisis... [mediante] una rígida gestión de costos, una reducción en los costos laborales, un capital de trabajo reducido, así como manteniendo la flexibilidad financiera y ejecutando mayores programas de eficiencia", dijo la empresa en un comunicado en previo a su reunión anual en Berlín.  En el primer trimestre, las ventas de la principal marca de la compañía, Mercedes-Benz, cayeron 25% frente al mismo lapso del año anterior a 216.000 autos. La demanda por camiones prácticamente se desplomó en las últimas semanas debido a la crisis. La división de camiones de Daimler es el mayor productor de vehículos comerciales por ventas.