Daimler anunció el miércoles que planea reducir este año sus costes laborales en Alemania en 2.000 millones de euros hasta 10.000 millones de dólares y agregó que podría tener que considerar recortar la plantilla si se mantiene el elevado ritmo de desaceleración de la economía.  "Las ventas de nuestros vehículos cayeron un 40% en febrero, lo cual supone un claro descenso de los beneficios", dijo Guenther Fleig, consejero de Daimler encargado de asuntos de personal, a los periodistas durante un encuentro en Stuttgart.  No obstante, agregó que actualmente no se habla de recortes de plantilla con los representantes sindicales del grupo. "Antes de hablar de recortes de plantilla tendrían que agotarse todas las medidas voluntarias", dijo Fleig.