El grupo alemán fabricante de vehículos Daimler ha anunciado la construcción de una nueva planta para la producción de automóviles en la localidad de Kecskemet, al sur de Hungría. Un portavoz del grupo con sede en Stuttgart ha señalado que en la nueva fábrica se producirán los modelos compactos de las clases A y B de Mercedes. Añade que la apertura de la nueva fábrica no afectará al funcionamiento de la planta alemana de Rastatt, donde actualmente se producen esos modelos de la marca Mercedes. El portavoz subraya que, por el contrario, la nueva planta tiene como fin complementar la producción de modelos compactos de Mercedes, de los que en un futuro próximo habrá un total de cuatro en vez de los dos actuales.