Esta tarde tendrá lugar la cumbre europea en la que los preacuerdos en materia económica a los que los dirigentes del Viejo Continente llegaron el fin de semana, serán dirimidos por los presidentes, que no por los ministros de economía, de los 27. Grecia, los bancos y los países periféricos con riesgo de contagio estarán en primera línea de batalla ¿Qué medidas se deberían tomar y qué consecuencias veremos próximamente en los mercados?

Tres son los frentes abiertos en Europa para esta cumbre:
- Quita de deuda griega: se llevará a cabo una quita que los expertos apuntan a que finalmente será del 50%. La mitad del valor de su deuda en manos de tenedores privados dejará de tener valor. Además, Juan Luis Sevilla, asesor financiero de Profim EAFI, considera que se debería llevar a cabo también “un rescate que avalado por liquidez suficiente, hacerlo de manera ordenada para evitar contagios a otros países y crear un órgano supraeuropeo para ordenar una política fiscal común a los miembros de la Unión Europea”. Sin embargo, “si se toman medidas de menor calado o se retrasan aún más traerá incertidumbre y volatilidad al mercado”. Paul Casson, gestor del fondo Henderson Horizon Pan European Alpha Fund en Henderson Global Investors, afirma que “la solución para Grecia pasa por una combinación de fondos del sector público y privado. Pero una vez que Grecia quiebre, estará hecho. Se trazará una línea, siendo preferible un elemento disuasorio para otros países de los peligros de una reforma fiscal con retraso y proporcionará un modelo para atender a otros miembros de la Eurozona en el caso de que lo necesiten”.
Esta quita tendrá especiales consecuencias en los bancos franceses y alemanes, principales tenedores de estos bonos, e incluso para sus economías, como avisaran ya las agencias de rating, pues recordemos que S&P amenazó la semana pasada con rebajar su calificación dos escalones si se producía un deterioro de su escenario económico y una recapitalización bancaria.

- Recapitalización de los bancos: será necesaria para poder hacer frente a la condonación de deuda periférica griega e, incluso si se diera el caso, para aminorar las consecuencias de una quita ficticia de la deuda portuguesa y española, como se ha rumoreado. Debido al peso de la deuda soberana, “los bancos griegos necesitarán alguna ayuda y podemos imaginar que algunos bancos regionales en España, Portugal o Italia, necesitarán ser recapitalizados. Pero globalmente, los bancos grandes, como Intesa San Paolo o BNP Paribas no necesitan recapitalizarse”, afirma Philippe Chaumel, gestor del fondo R Club en Rothschild & Cie Gestión.
Este frente no se cerrará en esta reunión, tras la suspensión de la cita simultánea de ministros de economía, pero desde la presidencia de la UE, a cargo de Polonia, se ha asegurado que "los trabajos a nivel de los ministros de Economía seguirán en base a lo que acuerden los líderes de los países",

Sin embargo, según Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets, dice que “la ingente cantidad de dinero que se necesita para recapitalizar a los bancos con la situación que tenemos, el remedio puede ser peor que la enfermedad. Intentamos mantener la confianza en el sector financiero a cambio de recapitalizar pero cargándonos la economía.”. Además, esta nueva realidad significa que “tendrán que reducir el tamaño de sus balances, lo que generará menos crédito y menos financiación para la economía. No son buenas noticias, pero no existe otra solución”, explica Phlippe Lecoq, Co-Jefe de Renta Variable Europea en EdRAM.

- Fondo de Estabilidad Financiera Europea: Merkel ya confirmó ayer que el importe de este fondo sería de en torno a un billón de euros. Su principal función sería la adquisición en el mercado secundario de deuda de los países que ya han sido rescatados -Grecia, Irlanda y Portugal- para evitar la caída libre del valor de mercado de sus bonos soberanos. Y, es que, Philippe Chaumel, cree necesario que “se permita al EFSF comprar en el mercado secundario para mantener los bonos italianos y españoles a unos niveles en los cuales estas economías puedan recuperarse. Así , las cosas pueden cambiar rápido”. En caso de que este fondo no tuviera el capital suficiente “los efectos serían muy negativos para los bancos, ya que son los mayores tenedores de bonos soberanos, y sería necesario acudir a recapitalizaciones”, explica Sevilla. El partido alemán CSU, socio de Gobierno de Merkel, ha advertido de que en esta cumbre no se decidirán aún las líneas definitivas y maestras del fondo y que solo se fijarán bases para mejorar su eficiencia.

En función de si los acuerdos se llevan a cabo cumplen con estas pautas y los mercados los asimilan positivamente, los niveles a vigilar en el Ibex 35, según Miguel Méndez, broker de mesa de Hanseatic Brokerhouse, son:
Resistencia 1 ..... 9.100 puntos
Resistencia 2 .... 9.250 puntos
Resistencia 3 .....9.500 puntos
Pero si los pactos no son todo los suficientemente concluyentes y satisfactorios, habría que tener cuidado con los siguientes soportes del Ibex 35:
Soporte1..... 8.750 puntos
Soporte 2 ... 8.500 puntos
Soporte 3 ... 8.100 puntos.