El hasta hoy presidente de la CEOE, José María Cuevas, afirmó hoy en su discurso de despedida que se siente "orgulloso" de que las señas de identidad de la patronal que ha presidido hayan sido "la base de la prosperidad económica y de la cohesión social que hoy disfruta España". En opinión de Cuevas, a estas señas de identidad -liberalismo apertura internacional y diálogo social permanente con los sindicatos- deben sumarse la unidad empresarial, un "permanente fortalecimiento" de las organizaciones empresariales y la unidad de mercado para que la economía siga creciendo. Cuevas se sintió también "muy orgulloso" de haber presidido y representado a la generación de empresarios "más brillante que ha producido la historia de nuestro país", que con su trabajo han conseguido que España sea "ejemplo y modelo".