El crudo de Texas subió  un 2,27% en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) y acabó a 70,23 dólares por barril, el mismo día en que se informó del quinto ataque en una semana contra instalaciones petrolíferas en Nigeria. Al concluir la sesión del Nymex, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto habían sumado 1,56 dólares por barril al precio que tenían el miércoles, para terminar a más de 70 dólares por primera vez en una semana.