Criteria obtuvo un beneficio neto consolidado de 1.211,9 millones de euros en el primer semestre del año, lo que multiplica por 40 sus ganancias del mismo periodo de 2009. Además, su resultado recurrente neto creció un 27% entre los pasados meses de enero y junio, hasta los 841 millones de euros, gracias a los progresos registrados tanto en el segmento de participaciones en empresas de servicios como en el de banca.
Este resultado incluye 923 millones de euros correspondientes a los resultados recurrentes obtenidos por las participadas de Criteria, que se incrementan un 24% respecto al primer semestre del ejercicio anterior.
La compañía indicó que el aumento refleja el crecimiento de todos los negocios donde invierte el holding, "demostrando la fortaleza y solidez de las participadas".

En concreto, las inversiones en servicios (Telefónica, Gas Natural, Abertis y Repsol) aportaron 661 millones, un 12% más, fundamentalmente por el aumento del dividendo de la operadora de telecomunicaciones. Las correspondientes al sector bancario contribuyeron con 134 millones (+91%).

De su lado, el resultado no recurrente se elevó un 83%, hasta los 371 millones, por las plusvalías generadas en la operación de Adeslas y Agbar y las obtenidas por las "ventas tácticas" de participaciones del sector servicios.
Criteria distribuirá el próximo 1 de septiembre el primer dividendo a cuenta con cargo a los resultados del ejercicio de 2010 por un importe de 0,06 euros por acción.