Credit Suisse Group dio el martes una opinión optimista del negocio en lo que va de año y pidió a los accionistas que aumenten el capital autorizado y condicional, lo que daría al banco mayor flexibilidad financiera. La entidad suiza dijo en una carta a sus accionistas que aunque la incertidumbre en los mercados financieros dificulta las predicciones para este año, logró "un buen comienzo de 2009". El banco también ha pedido a los accionistas que aprueben la creación de 100 millones de acciones en la asamblea del 24 de abril. El banco desea con ello rellenar su capital condicional, sin el que se quedó en octubre. Además, el capital autorizado debería aumentarse por si Credit Suisse opta por hacer compras, según la entidad. Los títulos de Credit Suisse, que a diferencia del también suizo UBS no ha solicitado ayuda estatal, han subido un 29% desde enero.